Biografía

ROSARIO CLAVARANA, pintora realista, nace en Granada en 1948. Inicia el primer contacto con la pintura al óleo de forma autodidacta, estudiando a los grandes pintores y realizando sus primeros retratos, paisajes y bodegones desde los 16 años.

Obtiene el título de Técnico en Empresas Turísticas a los 20 años y aprueba oposiciones a Banco por lo que trabaja un tiempo en este sector en Granada, hasta los 23 años, cuando se casa con el pintor José María Carrasco Jimeno y se traslada a Lorca (Murcia). Rosario, siente y disfruta el mundo de la pintura y todo lo relacionado con él junto a su marido, pintor muy conocido y recordado en el levante español, donde ha dejado una gran obra a pesar de su temprano fallecimiento en 1988.

Rosario, regresa a Granada con sus tres hijos, donde está afincada desde 1988. Trabaja en empresas privadas y públicas desarrollando paralelamente una continua e intensa actividad como pintora. Con obras como "Carrera del Darro", "Cesta con Margaritas", "La Alhambra desde el Albaicín", etc.

A finales de los 90, dedicada más de lleno al mundo del arte de modo profesional, continúa con el paisaje y el bodegón aunque se especializa sobre todo en el retrato, por los muchos encargos que le van haciendo tanto particulares como de instituciones, donde consigue que su técnica adquiera mayor compromiso y brillantez.

Desde entonces ha realizado, entre sus obras más conocidas, retratos como el del Rey Juan Carlos I que preside el Paraninfo de la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, el Fiscal Jefe, Luis Portero, ubicado en la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Andalucía, así como otros muchos encargos de retratos para importantes galerías de distintas instituciones públicas y privadas.

Ha realizado algunas exposiciones en Granada, aunque estos encargos, institucionales y de particulares, han sido la tendencia que ha marcado su obra en los últimos años.

Su principal misterio está en captar la esencia de la persona que retrata, reflejando  el alma y la luz en cada retrato. Son muchas personas, también en el ámbito privado, las que confían en Rosario Clavarana para retratar a sus seres queridos con el arte que caracteriza a esta pintora.

Los paisajes de Granada, la Alhambra, el Albaicín, también están entre sus obras con un valor muy especial.